El Santo es el personaje más representativo de la Lucha Libre Mexicana. Nacido el 23 de septiembre en Tulancingo, Hidalgo como Rodolfo Guzmán Huerta. La familia del Santo llega al Distrito Federal en los años veinte y se establece en el barrio de Tepito. Según sus propias palabras, el Santo comienza su carrera como luchador en la desaparecida Arena Anáhuac, ubicada en la Colonia Obrera, en los años treinta. En esta época El Santo luchó usando varios nombres: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro y el Murciélago II.

El 26 de abril de 1942 debuta en la Arena México como El Santo. En este año Don Chucho Lomelí, estaba formando un equipo de luchadores con vestimentas plateadas y quería que Rodolfo formará parte, le propuso tres nombres: El Ángel, El Diablo y El Santo, quedándose este último como el nombre definitivo. El Santo es  un personaje que trasciende fronteras, medios y épocas. Es un mito de la cultura popular mexicana que representa la Lucha Libre Mexicana en el mundo, y su legado será por siempre recordado.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.