Los mayas en la época de hambruna recurrían al árbol ramón (Brosimum alcastrum) para obtener las semillas de sus frutos y poder sobrevivir. Una de sus bebidas típicas era el chocomocacao, para el cual sustituyen al cacao por esta semilla que se limpiaba y luego se hervía para quitar lo amargo.

Hoy en día científicos del CONACYT retoman su uso para crear una harina libre de gluten. La semilla procesada es alta en carbohidratos y proteína, además su consumo brinda cantidades elevadas de calcio, zinc, magnesio, potasio, vitaminas y ácido fólico.

Esta harina ya cuenta con un registro de patente, se encuentra con el nombre de Maya Óox. En España e Italia, ya es un competidor para las harinas enfocadas a los celíacos ; de hecho, presentan más fibra y proteína que las marcas competidoras, pues contiene antioxidantes. El propósito de Maya Óox, es fortificar la masa de maíz adicionando esta harina dentro del proceso de nixtamalización. Esto ayudaría a mitigar la desnutrición en comunidades vulnerables.

Este producto no solo es para el consumo humano,  se hicieron pruebas con animales y fue exitoso. Ya sea el follaje proveniente del árbol ramón o su fruto deshidratado o en forma de hojuelas es benéfico para los animales de granja y ganado en comparación a los alimentos de ganado tradicionales.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.