Primera exhibición de las obras de Diego Rivera en China: “Diego Rivera, orgullo de México”

El museo nacional de Arte de China abriga una colección con treinta y cuatro piezas del muralista mexicano.

Una exposición de treinta y cuatro obras del artista mexicano Diego Rivera fue inaugurada hoy oficialmente en el Museo Nacional de Arte de China, En Pekín, el primer destino de las obras del artista.

Desde paisajes realizados en 1904 hasta dibujos figurativos de 1956, además de tres de sus emblemáticos murales, la colección se exhibe con mimo en la quinta planta del museo chino, una de las mayores galerías de arte del gigante asiático.

Aunque es la primera vez que este activo pictórico del estado de Veracruz llega al continente asiático, Rivera (1886-1957) ya se “estrenó” en China en 2006, durante una exposición en la cosmopolita Shanghai.

Por esa y otras razones, el director del Museo Nacional de Arte de China (NAMOC, siglas en inglés), Wu Weishan, asegura que “el público chino está muy familiarizado con el artista”, sobre todo con sus murales y después con los retratos que el pintor realizaba.

Presente en la inauguración, Wu alaba las distintas fases de Rivera, visibles también en las diversas técnicas que emplea -como el óleo, la acuarela, el collage o los dibujos a lápiz, carbón o tinta-, y el hecho de que artistas como él “florezcan en la cultura china”.

Que florezcan y que demuestren que “la relación de México y China va más allá de los números: la cultura es una gran plataforma de acercamiento”, dice el embajador mexicano en la potencia asiática, Julián Ventura.

Con 42 años de relaciones diplomáticas bilaterales, el diplomático destaca que, aunque la influencia de este tipo de intercambios “sea difícil de cuantificar, sin lugar a dudas es un vehículo para hacernos más presentes en China”.

Coincide con Wu en que los murales de Rivera atraen especialmente al público chino, “también por el componente ideológico, ya que él forja su identidad como artista con el primer movimiento social del siglo XX, que fue la Revolución Mexicana (1910)”.

De ideología comunista y conocido por el contenido social de sus murales -entre ellos el destruido en 1933 por John D.Rockefeller Jr. para su centro homónimo por retratar a Lenin-, el perfil político de Rivera, marido de la artista Frida Kahlo, “le da una resonancia especial en este país”, apunta Ventura. Esto crea indudablemente una conexión muy íntima entre el pintor y el público chino.

Y, además, se ajusta al llamamiento que recientemente el presidente chino, Xi Jinping, realizó a los artistas del país, a quienes instó durante una reunión con prominentes representantes del gremio a “difundir el socialismo” con su arte y a “limpiarlo de estilos de trabajo indeseables”.

“Toda la cultura viene de la gente, de los trabajadores”, explica Wu al respecto. Y añade: “por ejemplo, en esta exposición veo mucha creación sobre los trabajadores y la gente, y ese es justo el principio que se quiere transmitir (en el mensaje de Xi)”.

La de Rivera no será la última de esa corriente mexicana de principios del pasado siglo en llegar a China. Parte de una serie de eventos culturales que la Embajada del país centroamericano prepara en China, ya ronda la posibilidad de traer una de su famosa esposa.

“Si pudiésemos juntar el trabajo de Diego y el de Frida, mostraríamos a la audiencia más parte de la vida y del trabajo de ambos y sería una gran exposición”, asevera el director de NAMOC.

Sin fecha aún en mente, Ventura corrobora que “estamos trabajando para presentar de manera recíproca grandes exposiciones”, y asegura que no descarta que “artistas de la talla de Kalho lleguen no sólo a los grandes museos de Pekín, sino a los de otras ciudades chinas”.

“Con estos tiros de precisión estamos difundiendo lo mucho que tenemos en un momento que es muy importante”, agrega Ventura.

Prueba de ello será la inminente llegada del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a la capital china con motivo de la celebración del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) los días 10 y 11 de noviembre, que complementará con una visita de Estado antes o después de la cumbre.

Durante esta, “habrá varios eventos culturales de mucha proyección”, apunta el diplomático, si bien aún no se ha confirmado si Peña Nieto visitará la exposición de su compatriota (“Diego Rivera: Orgullo de México”), que estará abierta al público en Pekín hasta el próximo 9 de diciembre.

En ella, además, hay varias obras únicas, ya que pertenecen al conjunto realizado por Rivera durante su estancia en Europa, parte del cual fue olvidado o destruido por el propio artista.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/cultura/2014/diego-rivera-china-obras-arte-1049691.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *