El reto de los arquitectos hoy en día es hacer ciudades y crear las mejores condiciones urbanas para seguir creciendo y mejorando, Enrique Norten forma parte de este grupo de arquitectos emprendedores.

El arquitecto mexicano, nacido en la Ciudad de México el 27 de febrero de 1954. Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana de su ciudad natal, titulándose en 1978. En 1980 obtuvo la maestría en arquitectura de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York.

Entre 1981 y 1985 fue co-director de la firma Albin y Norten Arquitectos, y desde 1986 dirige TEN Arquitectos (Taller de Enrique Norten) en el que colabora con Bernardo Gómez-Pimienta a partir de 1987.

A finales de los noventa, inicia junto con otros arquitectos como Alberto Kalach e Isacc Broid un movimiento de renovación arquitectónica en México; Desde entonces es habitual en México la arquitectura basada en geometría audaz, materiales rudos y tecnología.

Es miembro fundador desde 1991 de la revista Arquitectura, de la que forma parte del consejo editorial.

Realizó una intensa actividad docente, impartiendo clases como profesor en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México entre 1980 y 1990. Trabajó como profesor en Parsons School of Design en 1985, en Patt Institute en 1986, y en University Southern California en 1990; en Columbia University en 1991, en University of Houston en 1992, y en Rice University en 1993, además de profesor invitado y conferencista en Southern California Institute of Architecture en Los Ángeles, en Cornell University en Nueva York y Yale School of Architecture, entre otros. Actualmente ocupa la Cátedra Miller en la Universidad de Pennsylvania, Filadelfia. Ha impartido la cátedra O’Neil Ford en la Universidad de Texas en Austin, la cátedra Lorch en la Universidad de Michigan, y fue el Crítico de Diseño Visitante Ellyot Noyes en la Universidad de Harvard.

En 1998 recibió el Primer Premio “Mies van der Rohe” de Latinoamérica. En 1999 fue nombrado Miembro Honorario del American Institute of Architects (AIA). En el 2000 se le concedió la Beca Nacional de Creadores de Arte. En 2003 recibió la Medalla de Oro del Society of American Registered Architects (SARA). En 2004, el Certificado al Mérito por el Municipal Art Society de Nueva York. En noviembre de 2005 Enrique Norten recibió el Premio Mundial de las Artes “Leonardo da Vinci” que concede el Consejo Cultural Mundial.

En 2006 TEN Arquitectos recibió una Mención de Honor por parte del American Institute of Architects (AIA) NY Chapter, por el diseño del Museo Guggenheim de Guadalajara.

Asimismo, Enrique Norten ha dado conferencias alrededor del mundo y ha participado en diversos jurados internacionales como el concurso para el World Trade Center Site Memorial en Nueva York, y los premios otorgados por la Holcim Foundation for Sustainable Construction.

Entre la amplia producción de la firma caben destacar: Centro Cultural en Linda Vista (1987-1992), una casa en Bosques de las Lomas (1990-1991), Viviendas para obreros en Ciudad de México (1991-1992), Escuela Nacional de Teatro en Churubusco (1993), Hotel Habita en la zona de Polanco de la capital mexicana; junto con Bernardo Gómez Pimienta, y es una de las edificaciones que se convirtió en ejemplo claro de la nueva tendencia minimalista, cuyo auge se dio a finales de los noventa y ayudó para que luego esta tendencia prevaleciera en el diseño de espacios.

Otros de sus proyectos fueron la renovación del Teatro de los Insurgentes y la renovación de la Colonia Condesa, un barrio residencial de la Ciudad de México. Asimismo, Norten y su firma han realizado importantes proyectos en Nueva York, como el primer rascacielos de Harlem y la Biblioteca Pública para las Artes Escénicas de Brooklyn.

El pasado mes de Junio del presente año, el arquitecto recibió el premio “Trayectorias 2014”, de parte del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, la Sociedad de Arquitectos Mexicanos y la revista “México Design”.

Comentó que la arquitectura se encuentra en un momento muy interesante y “los cambios fundamentales y significativos que hemos vivido en este siglo, sobre todo a partir de la última recesión económica internacional, merecen una reflexión e interpretación del tiempo y espacio”.

“Tendremos que aprovechar las nuevas oportunidades que la nueva cultura y economía nos ofrece, responder a las nuevas exigencias y retos con una mayor responsabilidad y compromiso con nuestras sociedades, con las ciudades que vivimos y con el planeta.

“Iniciamos una etapa que se está enfocando en la personalización e individualización, también masivas de una nueva economía y un orden global. Esta nueva definición de nuestras relaciones, requerirá de una nueva manifestación del espacio y tiempo, y por ende, de una nueva arquitectura, más fluida, flexible, transparente, permeable y responsable”, dijo.

Fuente: mcn biografías 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

En esta página apreciamos la libre expresión, sin embargo, nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que contengan: ataques personales, lenguaje obsceno, amenazas, muestras de violencia, y spam. Las opiniones vertidas aquí son responsabilidad de los usuarios y no reflejan la política editorial, ni la opinión personal de ningún agente de comunicación.